Una radiografía del tracto gastrointestinal es un estudio a partir de rayos X que muestra el tracto gastrointestinal superior para evaluar el esófago, estómago y el intestino delgado proximal.

Este tipo de estudios se realiza comúnmente para descartar trastornos como reflujo esofágico, gastritis erosiva, tumores y úlceras. El procedimiento por lo general se realiza para ayudar a diagnosticar síntomas tales como:

  • Diarrea crónica
  • Sangre en las heces
  • Estreñimiento
  • Síndrome de intestino irritable
  • Pérdida de peso sin motivo
  • Cambio en los hábitos intestinales
  • Sospecha de pérdida de sangre


Las imágenes del intestino pequeño y del colon también se utilizan para diagnosticar enfermedad intestinal inflamatoria, un grupo de desórdenes que incluye la incontinencia fecal, la enfermedad de Crohn y colitis ulcerativa.


Si tienes alguna pregunta, consulta a los profesionales de EB Diagnósticos para brindarte más información sobre este y otros estudios clínicos.